Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Brendan Danielsson

por Joia Magazine el 4 de junio de 2012

Todo Empieza por los Ojos
1974. Springfield, Missouri, EEUU
bdanielsson.com

Por Mario Cuche.

“Si estás restringido por un tema, formato o cualquier cosa que demande el cliente, probablemente tu creatividad se verá limitada”



Mucha sencillez y simpleza es lo que define el carácter y pensamiento de Brendan Danielsson. No sé si pueda decirse lo mismo de sus pinturas.

“Mi arte es básicamente un reflejo de mi sentido del humor juvenil y grosero. Encuentro graciosas las cosas feas y asquerosas. Cualquiera que me conozca puede decirte que no me tomo muchas cosas en serio en la vida. Procuro entretenerme tanto en la vida como en el arte. No estoy seguro sobre qué conceptos están ahí. No conceptualizo mucho lo que hago. En serio, simplemente me siento y pinto lo que se me venga a la mente. Algo que sí que me gusta hacer con mis personajes es crear algo especial con sus ojos. Creo que es un foco primario cuando empiezo una obra y es generalmente lo primero que creo. Todo lo demás crece desde los ojos y de las expresiones que ellos toman”.

A ocho años de su primera exhibición importante, Brendan está terminando de completar su camino hacia el reconocimiento masivo de su trabajo.

“Ha sido un proceso muy tranquilo e indoloro desde el principio. Todo comenzó cuando empecé a publicar mi trabajo en internet para que cualquiera pueda verlo, en el año 2003 o 2004. Entonces llevaba muchos años sin hacer arte y decidí crear el sitio web para empujarme a hacer arte de nuevo. El sitio se llama Art Dorks (algo así como Idiotas del Arte). Era una comunidad online de artistas que pensaban parecido. De alguna forma otros grandes artistas encontraron mi sitio web, se unieron a la comunidad y empezamos a comunicarnos y a hacer cosas juntos. Como que simplemente ocurrió y ha seguido ocurriendo… aunque el sitio ya no existe”.

Un paso hacia la consolidación definitiva lo dio el año pasado con su primera muestra en solitario.

“Fue un show pequeño. Ni siquiera pude ir, por lo que no sé cómo fue recibido. Pero, en lo personal, el proceso creativo fue una experiencia muy estresante. Creo que no me gusta tener tanta atención centrada en mí. Pero, a pesar de todo, al final conseguí hacer un par de piezas con las que quedé contento. Desde entonces me he tomado varios meses de descanso y ya tengo ganas de volver”.

Autorretratos



En cuanto a su proceso creativo, nuevamente la sencillez es el adjetivo.

“Me gusta sentarme y dejar que las ideas fluyan naturalmente. Simplemente empiezo a hacer el borrador del personaje directo en el lienzo o panel, y cuando logro algo que me gusta, empiezo a pintarlo. Y lo que usualmente ocurre es que el personaje terminado es bastante diferente del que había imaginado en un principio. Eso pasa porque, una vez que empiezo a pintar, la propia pintura tiende a llevarme en otra dirección”.

Al preguntarle por una definición de su trabajo, la respuesta es una sola palabra: autorretratos. Pero establece una diferencia entre sus experiencias como ilustrador y los que realiza como pintor.

“Con la pintura, a menos que sea un encargo, no hay un cliente involucrado, así que todo vale. Si tú estás restringido por un tema, concepto, mensaje, formato o cualquier otra cosa que demande el cliente, probablemente tu creatividad se verá limitada de alguna manera. Al menos esa ha sido mi experiencia. Nunca disfruté de la ilustración tanto como disfruto de trabajar para mí mismo. Son cosas totalmente diferentes. Y no estoy seguro de que deban ser comparadas. He conocido a grandes ilustradores que pueden hacer trabajos igual de buenos para un cliente o para sí mismos, simplemente no es para mí, por el momento”.

Sea con lápices o pinceles, con o sin clientes de por medio, el estilo de Brendan se abre paso entre los grandes del arte de vanguardia. Para él, hay dos hechos que marcan este crecimiento:

“Creo que los más grandes reconocimientos que he recibido han sido aparecer en la revista Hi-Fructose y en el libro The Upset. Muchas personas me han dicho que descubrieron mi trabajo a través de esas publicaciones”.

Sin embargo, la atención que concita no ha terminado de traducirse en una dedicación más disciplinada con su pintura.

“No estoy ni cerca de trabajar todo lo que quiero o debería. Soy un diseñador full-time y un pintor part-time. Entre el trabajo, la familia y la vida en general es difícil mantener un régimen consistente. Así que lo que hago es asegurarme de programar las exhibiciones precisas para seguir adelante, sin tanta presión. Las fechas de entrega son lo que me mueve actualmente. Sin embargo, espero con ansias el momento en que pueda moverme más por inspiración que por una fecha de entrega que se acerca”.







Comentarios: 1 Comentario.

1 Comentario en “Brendan Danielsson”

Deja tu Comentario ↓